Passivhaus en imágenes

Passivhaus en imágenes

Excelente aislamiento térmico

Un excelente aislamiento de la envolvente del edificio es beneficioso tanto en invierno como en verano. Las paredes exteriores, la cubierta y el suelo deben tener una baja transmitancia térmica. En muros, suelos y cubiertas se instalan aislamientos que duplican y en algún caso triplican los espesores que requiere la normativa actual.

Un excelente aislamiento de la envolvente del edificio es beneficioso tanto en invierno como en verano. Las paredes exteriores, la cubierta y el suelo deben tener una baja transmitancia térmica. En muros, suelos y cubiertas se instalan aislamientos que duplican y en algún caso triplican los espesores que requiere la normativa actual.

En muros, suelos y cubiertas se instalan aislamientos que duplican y en algún caso triplican los espesores que requiere la normativa actual.Un excelente aislamiento de la envolvente del edificio es beneficioso tanto en invierno como en verano. Las paredes exteriores, la cubierta y el suelo deben tener una baja transmitancia térmica. En muros, suelos y cubiertas se instalan aislamientos que duplican y en algún caso triplican los espesores que requiere la normativa actual.

Carpintería de altas prestaciones

Las ventanas y puertas eran el “punto débil” de la envolvente, por lo que se debe poner mucha atención en su diseño, y en su correcta colocación durante la obra.

Las carpinterías utilizadas son productos certificados PHI, tienen muy baja transmitancia térmica y se montan con vidrio multicapa relleno de un gas inerte. El vidrio es bajo emisivo para reflejar el calor al interior de la vivienda en invierno y mantenerlo en el exterior durante el verano.

Estanqueidad. Evitar infiltraciones aire

En una construcción convencional, las corrientes de aire que se pueden dar a través de ventanas, huecos o grietas provocan incomodidad en el usuario y pérdida del efecto aislante de la envolvente. En un edificio Passivhaus, la envolvente es lo más estanca posible.

Esto se logra cuidando al máximo la ejecución de las juntas durante la construcción y comprobando los sellados mediante un test de presión o ensayo Blower Door en fase de ejecución, que garantiza la hermeticidad del edificio. La certificación sólo se consigue al pasar este test de forma satisfactoria.

Ausencia de puentes térmicos

En los encuentros entre materiales, esquinas y juntas se producen pérdidas o ganancias indeseadas de energía. Las temperaturas superficiales en esas zonas suelen ser inferiores a las del resto de la envolvente, pudiendo provocar la aparición de moho, condensaciones y grandes pérdidas de energéticas. Estos puntos, denominados puentes térmicos, se evitan en las viviendas Passivhaus dando continuidad a la hoja de aislamiento en toda la envolvente.

Ventilación mecánica con recuperador de calor

Al ventilar una vivienda convencional se expulsa hacia el exterior el aire viciado, pero también la energía empleada para climatizarlo. Esto supone una ineficiencia que las viviendas Passivaus resuelven mediante un sistema de ventilación mecánica de doble circuito con recuperador de calor.

Se instala un equipo que permite recuperar parte de la energía del aire climatizado del interior de una estancia, mediante un intercambiador que pone en contacto el aire interior que se extrae con el del exterior, sin que se mezcle el aire de los dos circuitos. En el edificio se instalan equipos de ventilación certificados por PHI que garantiza la máxima eficiencia energética del equipo, calidad de filtros y bajo nivel sonoro.